Por qué hacer prácticas profesionales en una agencia de marketing digital

Jorge Fandiño

Por: Jorge Fandiño,

17 de abril de 2019

Tiempo de lectura:

¡Al fin! Terminaste tus estudios universitarios, viviste la mejor fiesta de graduación de la historia, ves tus fotos portando la toga y birrete, no puedes creer que por fin lo lograste. Ahora sí, estás listo para conquistar el mundo laboral y… ¡Nadie te contrata! En entrevistas de trabajo todos te dicen que necesitan a alguien con más experiencia y entras en ese horrible círculo vicioso en donde necesitas experiencia para conseguir trabajo, pero  ¡necesitas trabajo para conseguir experiencia! ¿Te suena familiar? Esto es lo que viven muchos egresados todos los días, pero existe una manera de “hackear el sistema”. 

Llevando la teoría a la práctica

Las instituciones universitarias están hechas para que los alumnos aprendamos la teoría y los conceptos detrás del trabajo en una empresa. Sin importar la carrera o facultad en la que estudiemos, prepararse para la vida laboral implica tener tanto la parte teórica como la práctica.

Normalmente pensamos que al terminar nuestros estudios estamos listos para afrontar los retos del mundo laboral, sin embargo, hay mucho camino que recorrer y, siendo sinceros, hay cosas que la universidad no te enseña.

Hablando desde lo que he podido vivir, al terminar la carrera en mercadotecnia, me di cuenta que durante la universidad había adquirido conocimientos que si bien son útiles, en algunos casos son difíciles de llevar a la práctica, es entonces donde entra otro factor igual de importante antes de comenzar a trabajar en una empresa: la experiencia.

Prácticas profesionales: el héroe sin capa

 Actualmente, muchas escuelas, tienen un programa de prácticas profesionales obligatorias para poder terminar la carrera. Esto más allá de ser “una materia más”, hay que tomarlo con seriedad porque será tu ruta de integración al mundo laboral.

Los primeros contactos profesionales se hacen aquí, los primeros compañeros de trabajo los encuentras mientras haces tus prácticas profesionales, pero sobre todo, la primera experiencia directa con un trabajo en el mundo real la encuentras en tus prácticas profesionales.

Yo, a un mes de comenzar mi último año de mercadotecnia estaba en mi primer día como practicante en esta agencia de Marketing Digital e Inbound, sentado en mi escritorio y muerto de miedo, lleno de dudas e inquietudes que seguramente te serán familiares si ya pasaste por ello, ¿Tendré lo necesario para hacer esto? ¿Estaré a la altura de todos estos profesionales? Y, ¿Si cometo un error qué ocurre? 

Afortunadamente no hay empresa a donde entres como practicante y te exijan o si quiera esperen que seas un experto, tampoco es que al primer error que cometas te van a despedir. Por el contrario, en la mayoría de los lugares reconocen que tú, como practicante, tienes muy poca o nada de experiencia y es trabajo de ambos, de la empresa y de ti, hacer que vayas adquiriendo los conocimientos para desarrollar tu trabajo poco a poco. Relájate y deja de pensar que tus jefes son unos feroces y temibles vigilantes, y comienza a verlos como maestros y mentores.

Un periodo para aprender, hazlo profesionalmente

La razón de ser de las prácticas es conocer cómo se realiza el trabajo para el que has estudiado cuatro o hasta cinco años, aprender las tácticas y técnicas reales para desempeñar tareas de un verdadero profesionista.

Lamentablemente hay empresas que todavía ven a los practicantes como los “chalanes” y no les dan el trabajo y lugar que se merecen; ese no es realmente el problema de fondo, sino que no te darán las herramientas necesarias para crecer en el terreno laboral.

Y encontrar una empresa donde tu mayor reto sea servir el café, organizar los archivo o sacar copias es muy fácil, sin embargo, te estarán negando la oportunidad de ponerte a prueba y por qué no, también de equivocarte, porque regarla es parte de la vida. La experiencia y el aprendizaje verdaderos están en el trabajo duro, pero también en los tropiezos y errores.

En mi experiencia, el haber entrado a una agencia de marketing digital para realizar mis prácticas profesionales fue una de las mejores experiencias en toda mi carrera. A pesar de haber aprendido mucho en las clases y de mis maestros a quienes aprecio por todas sus enseñanzas, estoy convencido de que el aprendizaje real y práctico de cómo se trabaja en el mundo del marketing digital lo obtuve al hacer mis prácticas profesionales y no durante mi carrera.

Marketing digital, de la táctica a la práctica

En cualquier plan de estudios, las materias se seleccionan basándose en los temas más relevantes de cada profesión, en algunos casos, como en la carrera de mercadotecnia, ha cambiado mucho en pocos años por la llegada de medios digitales, publicidad online, aplicaciones digitales, y lo que se vaya sumando. Por lo tanto, es difícil lograr, en cuatro años, un alto grado de especialización. Así que seguramente habrá muchísimas cosas que irás aprendiendo en la práctica.

Además de eso, es cuando tienes que aplicar tu conocimiento a casos reales cuando aprendes realmente a hacer las cosas y no solamente las lees en un libro de texto o las escuchas de un profesor. Y muchas veces verás que en la vida real las cosas no se hacen como te lo plantearon en la escuela, y si ese es el caso ¡más vale que lo aprendas cuanto antes!

En mi experiencia como mercadólogo, tenía muchas ganas de aprender sobre el marketing digital y todo lo relacionado con ello, pero cuál fue mi sorpresa al enterarme que “Marketing Digital” era una materia más en el plan de estudios y que tenía cincuenta horas de clase para conocer todo sobre ello, cuando realmente hasta se podría hacer una carrera sólo de este tema.

Por mi interés en esta rama de la mercadotecnia es que llegué a Hint, una Agencia de Marketing Digital e Inbound, donde no solamente aprendí sobre marketing de la mano de excelentes profesionistas y expertos, también me sirvió para muchas cosas:

  • Comprendí el valor real del trabajo.
  • Me capacité en la plataforma Hubspot, la plataforma líder en Inbound Marketing.
  • Hice mis primeras relaciones laborales.
  • Trabajé como especialista en áreas muy importantes como es la pauta digital y el SEO.
  • Conocí realmente lo que es el trabajo en equipo y los frutos de éste.
  • ¡Gané 1 año de experiencia! Con lo cual rompí con el mal de todo nuevo profesionista: la falta de experiencia.

La recompensa al final del arcoíris

Ese año de prácticas fue el mejor de mi carrera porque estaba trabajando en una agencia de marketing digital, en algo que realmente me apasiona, y pude complementar mis clases con prácticas y viceversa.

El poner empeño en tus prácticas y no sólo tomarlas como un requisito más es lo que puede hacer la diferencia para comenzar tu vida laboral. Puedo decir que todo este año me dio frutos, ya que actualmente, habiendo terminado la universidad ¡estoy contratado! Soy formalmente parte del equipo que me vio crecer profesionalmente, estoy seguro de que esto no habría sido posible sólo con un título universitario y cero experiencia.

Las prácticas son más que un requisito escolar, es la primera puerta que abres al entrar al mundo laboral. Algo súper importante es elegir una buena empresa, y no me refiero exclusivamente a una muy grande o reconocida, sino aquella en la que haya cabida para los errores que probablemente vas a cometer y que sean pacientes con la falta de experiencia, un lugar donde tus jefes puedan ser tus mentores y te ayuden a adquirir los conocimientos necesarios, pero al mismo tiempo, donde te exijan entregar un trabajo y no se te mime o te dejen sentado en un rincón para que “no rompas nada”.

Prácticas profesionales Hint

Topics: Inbound Marketing, Noticias de Hint, Cultura y entorno laboral

Suscribete a nuestro newsletter