Steve Jobs: La diferencia entre "tener la idea" y "hacer el producto"

Lalo del Torno

Por: Lalo del Torno, Director de operaciones en Hint, es decir, flagelo de creativos, diseñadores, desarrolladores y similares. ¿Cómo terminé escribiendo sobre marketing? 0_o. 17 de septiembre de 2015

Tiempo de lectura:

Steve Jobs: idea versus producto

En la entrevista "Steve Jobs: The Lost Interview", vemos al co-fundador de Apple hablando con soltura de varios temas relativos a la precaria situación de la compañía en 1995, cuando aún no regresaba a ella.

Una de las partes que más nos llama la atención, en nuestra experiencia en diseño de producto digital y en startup marketing / marketing digital en México, es cuando argumenta la diferencia entre "tener una idea" y "hacer un producto". Así que la traducimos y la publicamos aquí.

  • Si eres un emprendedor y quieres lanzar un producto de innovación al mercado, te ayudará a comprender lo difícil que es, básicamente, hacer algo que nunca se ha hecho antes.
  • Si ya has echado a andar tu emprendimiento y has lanzado un producto novedoso —digital o no—, entenderás bien el sentimiento de Jobs al respecto.

Aquí va, el énfasis en algunas frases es mío.

"Una de las cosas que más lastimó a Apple después de que me fui, fue que John Scully [CEO tras Steve Jobs] tuvo una enfermedad muy seria.

Y esa enfermedad — que he visto en otras personas — es la de pensar que una muy buena idea es el 90% del trabajo.

Y que si sólo le dices a las demás personas, ya sabes, “Aquí está esta gran idea”, por supuesto que van a salir y hacerla realidad.

Y el problema es que, simplemente, hay una enorme cantidad de trabajo entre la gran idea y un gran producto.

Conforme evoluciona esa gran idea, cambia y crece.

Nunca termina como empezó, porque aprendes mucho más mientras te envuelves en sus sutilezas y te encuentras con que hay que hacer tremendas concesiones.

Es decir, hay ciertas cosas que no puedes obligar a los electrones a hacer. Cosas que no puedes hacer con plásticos o vidrio o fábricas o robots.

Y mientras te involucras en todas estas cosas, diseñar un producto es mantener 5,000 cosas en tu cerebro, estos conceptos, y juntarlos todos, intentando combinarlos en diferentes formas, hasta que obtengas lo que quieres.

Y cada día descubres algo nuevo que es un problema o una oportunidad diferente para combinar estas cosas de una forma distinta.

Y es en ese proceso en donde está la magia" 

La magia, por supuesto, es descubrir no sólo el producto sino el proceso que debes seguir para inventarlo. El 90% (o 99%) de la invención está en descubrir el camino, aunque es normal que al principio, enamorados de nuestra idea, no lo veamos así. 

Si quieres seguir explorando este tema, te sugerimos:

  1. Leer "La ceguera del emprendedor y 9 consejos para vencerla" y
  2. Conocer una excelente metodología para diseñar productos digitales que usamos día con día:

Descarga aquí los elementos de la experiencia de usuario

Topics: Emprendimiento

Suscribete a nuestro newsletter