4 Errores que no debes cometer en el rediseño de tu sitio web

Majo Pasos

Por: Majo Pasos, Editora de contenidos en Hint

10 de marzo de 2016

Tiempo de lectura:

Rediseño de tu sitio web

Si estás pensando en rediseñar tu sitio web, seguramente tienes una imagen muy clara de lo que quieres lograr, pero ¿sabes cuál es la mejor estrategia para hacerlo?

Hay errores muy comunes que cometemos ante la poca información o eduación en materia digital. La buena noticia es que es muy fácil evitarlos, basta con cambiar el enfoque en que concibes el diseño web. 

1. “Quiero que mi sitio esté completamente listo después de rediseñarlo”

Esta es una de las ideas más arraigadas en cuanto al sitio web se refiere y es impresionante que tanto las PyMES como las grandes empresas tiendan a caer en este error. Se trata de pensar un sitio web como un producto terminado, en el que dejas de pensar una vez que lo lanzaste al aire y vuelves a preocuparte 3 o 4 años después, cuando te de nuevo un “rediseño completo”.

Esta idea, conocida como rediseño por innovación radical, considera una gasto único y muy fuerte con muchos factores de incertidumbre, dejando casi todo el proceso estratégico, creativo y de producción en manos de la agencia que contrataste.

Diagrama_Growth_Driven_Design_-_Espaol-03.png

¿Cuántas veces, después de meses de trabajo, tu sitio web no queda “tal como lo querías”? o más aún, ¿cómo enfrenta tu sitio web las actualizaciones y tendencias que no dejan de cambiar en internet? Es muy probable que en muy poco tiempo, tu sitio luzca obsoleto pero hayas agotado todo tu presupuesto en tu último gran rediseño.

¿Cuál es la alternativa? Pensar tu sitio web como un portal en constante crecimiento. Este enfoque se conoce como Growth-Driven Design, un rediseño enfocado a crecimiento o innovación incremental de tu sitio.
La diferencia sustancial de este enfoque es que se basa en tus usuarios, y contempla el lanzamiento del sitio como parte de un proceso en constante crecimiento.

Diagrama_Growth_Driven_Design_-_Espaol-01.png

¿Qué quiere decir esto? Que tu sitio web se lanzará con el 20% de las funciones que proyectaste, pero esas funciones le otorgarán el 80% del valor y te permitirá analizar y decidir con base en datos de tus usuarios para lograr una mejora continua.

2. “Quiero que se vea bonito, no me importa mucho lo que diga”

El diseño web va mucho más allá de cómo luce tu sitio. Se trata de crear una experiencia de usuario única en la que tus visitas encuentren justo lo que están buscando y quieran interactuar con tu página y conocer más de tu empresa.

¿Cómo se logra esto? Con una planeación basada en tus compradores y sus necesidades. Debemos dejar pensar “primero en el diseño y luego en el contenido”. ¿O acaso prefieres que tus visitas recuerden lo bonito de tu página y no se acuerden de los servicios o productos ofrecidos por tu marca?

Uno de los puntos fuertes de la innovación incremental es que todos los esfuerzos en diseño se centren en mejorar las conversiones a través de tu sitio.

¿Qué significa esto? dejar de pensar tu página web como un accesorio para generar “presencia” y volverla tu principal herramienta para atraer y convertir nuevos clientes, es decir, vender.

3. “De eso se encarga la agencia”

Pensar en el rediseño de tu sitio web como “levantar un pedido” y esperar a que te entreguen el producto puede ser fatal para tu negocio. Es cierto: las agencias sabemos hacer nuestro trabajo, pero hay algo que tú sabes mejor que nadie, y es cómo funciona y qué necesita tu empresa. Formar un equipo con tu agencia te garantizará un proceso mucho más fluido, en el que todos trabajen por el mismo objetivo: generar más conversiones y atraer a más clientes.

Para el Growth Driven Design, la innovación incremental es un proceso en el que, al final, los equipos de trabajo se transforman y pueden especializarse en estrategias de marketing como SEO, blog,  email marketing o automatización.

Y no es que queramos que aprendas a programar o escribir en código, sino que tengas las herramientas para saber cuándo algo no está funcionando y cómo puedes corregirlo.

4.“Eso de las métricas está en chino”

Una de las cosas más valiosas que tu página web puede darte es información. ¿De veras te quieres perder este recurso? Saber más de tus clientes te permitirá entender puedes ofrecerles y cómo puedes llegar a ellos.

Al analizar tu sitio web, debes tener el mismo cuidado que tienes con tus tiendas físicas. ¿Está todo en orden? ¿Cuántos clientes entran todos los días? ¿Qué productos se llevan? ¿Qué secciones visitan más seguido?

Al rediseñado tu sitio web, asegúrate de que se lancen con distintos sistemas de análisis y rastreo. Así tendrás un panorama más completo de tus visitantes, prospectos y clientes.

¿Por dónde comenzar?

No te preocupes: una de las ventajas del diseño por crecimiento o innovación incremental es evitar que te enfrentes a un desafío enorme en el que sólo tienes una oportunidad de jugar. Visualiza tu proyecto y establece cuáles son tus prioridades.

Recuerda que en Hint te ofrecemos consejos gratuitos para tus necesidades en productos y marketing digital. Si quieres recibirlos, puedes suscribirte a nuestro blog y seguirnos en nuestras redes sociales.

También puedes descargar gratuitamente esta guía de rediseño web que hicimos pensando en ti:

 

Descarga aquí 10 pasos para tu próximo rediseño de sitio web

Topics: Growth Driven Design

Suscribete a nuestro newsletter