4 mitos sobre el Inbound Marketing que te conviene dejar de creer

Majo Pasos

Por: Majo Pasos, Editora de contenidos en Hint

29 de junio de 2016

Tiempo de lectura:

Aunque día con día se vuelve más común escuchar el término Inbound Marketing y hemos constatado cómo muchas empresas comienzan a adoptar esta práctica para transformar la forma en la que se comunican con sus clientes, aún persisten ciertos mitos que necesitan aclararse. 

Mitos sobre inbound marketing

Mito #1: Todo el marketing digital es Inbound

Esta es una idea muy arraigada que es necesario aclarar: Ni todo el marketing digital es Inbound, ni el Inbound Marketing se reduce únicamente a los canales digitales.

Para aclarar el primer punto, hay que recordar que los medios digitales son justamente eso: medios. El Inbound se vale de los medios digitales para lograr sus principales objetivos: atraer, convertir, cerrar y deleitar a tus clientes. El punto principal de la mercadotecnia de atracción es dejar de interrumpir a tus prospectos para empujar a la venta y, en lugar de eso, se enfoca en atraer y dirigir a tus posibles clientes en su proceso de compra. El blogging, SEO, redes sociales, página web, email marketing y maduración de prospectos son herramientas digitales integradas bajo una misma metodología.

¿Puede el marketing digital no tener un enfoque Inbound? Por supuesto: internet está lleno de anuncios que nadie solicitó y a los que casi nadie hace caso. Los usuarios, por su lado, son cada vez más hábiles en ignorarlos, bloquearlos o incluso denunciarlos. Así que al final puedes usar la herramienta más avanzada en términos tecnológicos para seguir realizando las técnicas de mercadotecnia y publicidad más obsoletas, o puedes valerte de esos mismos medios para innovar en tus estrategias de comunicación.

¿Puede el Inbound salirse de los medios digitales? Por supuesto, y seguramente a lo largo de tu vida has tenido verdaderas experiencias Inbound sin estar consciente de ello: piensa en un restaurante donde, al preguntar sobre los platillos de la carta, los meseros te orienten sobre el origen o la elaboración de los mismos. Eso es generar contenido de valor para educar al usuario y estimular su proceso de compra. Piensa en un asesor inmobiliario que te contacta meses después de haber firmado las escrituras de tu nueva casa para preguntarte cómo te fue con la mudanza y cómo te has sentido en ella. Eso es deleitar a tus clientes y entender que pueden convertirse en verdaderos promotores de tus productos o servicios.

Mito #2: Ahora todos hablan de Inbound pero ya va a pasar de moda

Nada más alejado de la realidad. El término Inbound se empezó a utilizar hace más de 10 años y desde ese entonces la filosofía de esta nueva forma de hacer marketing ha ido ganando adeptos en todo el mundo.

Hoy, 68% de las empresas en Latinoamérica afirman seguir estrategias de inbound marketing para atraer a sus clientes ideales y 7 de cada 10 consumidores investigan y obtienen información de una empresa o producto por internet antes de realizar la compra. Los buscadores como Google se han convertido en la mejor cartelera para posicionar tu marca, y si tu empresa no aparece en internet, simplemente no existe para tus prospectos.

Tal vez mires con escepticismo estas estrategias, o te parezca que se trata de “coquetear con tus clientes” en lugar de enfocarse a la venta, pero el Inbound ve mucho más allá de eso: se trata de una metodología integral, usada antes, durante y después de la venta y genera resultados medibles y escalables.

Mito #3: En México no va a pegar eso

“En México las cosas nos llegan con 20 años de atraso” ¿No estás cansado de escuchar esto todo el tiempo? Dar por sentado que nuestro mercado no está lo suficientemente educado o capacitado para recibir nuevas estrategias de comunicación es resignarnos a un estado de cosas que simplemente han dejado de funcionar. Afortunadamente, esta expresión está cada vez más alejada de la realidad: El Inbound Marketing en México goza de una excelente aceptación y un alto índice de crecimiento, con tres agencias reconocidas con la certificación Partner de Hubspot y cientos de empresas que lo han adoptado como su principal estrategia de marketing y ventas.

Tenemos que enfrentarnos a una realidad imposible de negar: gracias a internet, hoy tus clientes pueden disfrutar el último capítulo de su serie favorita en el tiempo real de su lanzamiento; escuchar el último sencillo de su artista favorito en Apple Music sin tener que esperar a que llegue a las tiendas locales o comprar productos de sus marcas favoritas sin tener que salir de casa. Y lo más importante: pueden consultar y comparar información sobre los temas que más les resulten significativos en una dinámica multimedial, teniendo la capacidad de tomar sus propias decisiones y tomar sus propias opiniones.

En resumen: tus futuros clientes ya no están 20 años atrasados con respecto al resto del mundo. ¿Piensas estarlo tú?

Mito #4: El Inbound sólo sirve para empresas grandes

El Inbound permite que las empresas pequeñas o medianas puedan posicionarse en internet y captar a sus prospectos con los mismos recursos que las grandes empresas, utilizando estrategias a largo plazo que no dependen únicamente del presupuesto que destines a publicidad.

Hasta ahora, la ecuación era muy simple: quien tenía más presupuesto, podía acaparar los mejores espacios y recursos publicitarios. Las empresas grandes podían pagar anuncios de plana completa, y las pequeñas tenían que conformarse con menos de un cuarto de página. Quienes tenían mayor presupuesto podían contratar el horario estelar de la televisión, y quienes no contaban con los recursos suficientes, no podían ni soñar con llegar a esa audiencia.

Con el Inbound Marketing, lo que importa no es el espacio publicitario que puedas pagar, sino el interés que puedas generar en tus futuros clientes. Los contenidos que publicas, las conversaciones que generas en tus redes sociales, los correos que envías a tus prospectos, no dependen de cuánto presupuesto tengas, sino de qué tanto estás dispuesto a conocer a tu audiencia y ayudarla a resolver sus necesidades.

¿Qué pasa si no tengo una gran base de datos? ¿O si el sitio web de mi empresa no recibe muchas visitas al mes? El Inbound Marketing es una excelente oportunidad de hacer que esos números crezcan. Y no sólo eso: se convertirá en una estrategia invaluable para ayudarte a que los números de visitas, prospectos o interacciones con tu página se conviertan en los números que realmente importan: tus clientes.

Seguramente con el paso del tiempo presenciaremos cómo esta forma de hacer marketing seguirá creciendo y transformándose, generando nuevas herramientas y rescatando el lado humano de los procesos de compra. Ahora que ayudamos a aclararte estos mitos, ¿quieres saber de qué se trata el Inbound Marketing?

Descarga aquí nuestra guía Inbound para humanas

Topics: Inbound Marketing

Suscribete a nuestro newsletter