De qué escribir cuando crees que ya no hay nada de qué escribir

Hefzi Chalchi

Por: Hefzi Chalchi

Comunicóloga, editora de contenidos en Hint.

5 de octubre de 2017

Tiempo de lectura:

 

Debes escribir un nuevo blog post para mantener la salud de posicionamiento orgánico de tu sitio pero llevas horas en una batalla de miradas con la hoja en blanco que espera recibir las palabras que posteriormente serán lanzadas al internet. ¿Estás en un bloqueo creativo?

Apuesto a que nadie nunca te dijo que las ideas se acaban y que llegarás al punto en el que piensas que ya no hay nada más de qué escribir.

¿Y qué hago cuando ya no tengo nada de qué escribir?

Yo misma me encontré en ese dilema hace un par de meses y después de mucha meditación y horas de desesperación, comparto contigo algunas maneras en las que descubrí que los temas para escribir nunca se acaban, sólo hay que alejarnos de los tópicos evidentes.

Abandona la comodidad de tu silla y sal a buscar tu próximo blog post

de que escribir para un blog

El mejor contenido no está detrás de esas fuentes de consulta en internet a las que acudes religiosamente desde tu computadora. El mejor contenido se escribe después de ir directamente a las personas que conocen mejor que nadie la industria de la que escribes: tus clientes, su personal y todos los involucrados con la empresa.

Una entrevista con las personas que trabajan en el día a día de la empresa será tu principal oasis de ideas cuando la inspiración haya huido.

Existen otros formatos más allá del blog post

Sí, sí, conozco muy bien la importancia de los blog post para el posicionamiento orgánico. Después de 6-7 meses de escribir constantemente se puede decir que la base de tu posicionamiento está cimentada y tal vez es hora de salir de tu zona de confort. Es hora de mover tu contenido hacia nuevos horizontes.

Para gustos se hicieron formatos, formatos que puedes explorar y que pueden ir acompañados de texto en tu blog para no perder el posicionamiento. Algunos de estos formatos son:

  • Entrevistas.
  • Artículos especializados con data.
  • Infografías.
  • Testimonios escritos y en vídeo.
  • Guías, ebooks y contenido descargable.
  • Casos de éxito.
  • Podcast.
  • Vídeo tutoriales.

Incluso cuando crees que ya no tienes nada que escribir siempre puedes reescribir, modificar y adaptar el contenido más relevante de tu empresa.

Olvídate de la cantidad y concéntrate en la calidad

mejor contenido.jpg

El mayor número de visitas, conversiones y cierres provienen de apenas un puñado de blogs, el resto de tus artículos contribuyen a las visitas pero nunca serán tan popular como esos 5-6 blog post responsables de las mayores felicidades de tu negocio.

Cuando crees que ya todo está escrito entonces es hora de sentarte, detener la máquina de blog post de 600 palabras y comenzar a planear artículos más especializados con ayuda de entrevistas a expertos e investigación más profunda.

El contenido sigue siendo el rey y mientras más contenido haya en internet más esfuerzos deberás hacer para distinguirte de los miles y miles de blog posts que ya han escrito sobre tu industria, tu producto o servicio.

Regla de oro: nunca escribas y compartas contenido que tú no leerías.

Busca la inspiración en otros medios y contenidos

No todo lo que lees y consumes debe estar estrictamente relacionado con tu industria. La inspiración está en todos lados: en aquel cómic que has dejado olvidado, en ese capítulo que aún no has visto de tu serie favorita o en aquella película que has vuelto a ver después de mucho tiempo.

Regresa a tus buyer personas y verifica si siguen siendo relevantes

regresa buyer persona.jpeg

Después de una temporada de escribir para tu blog es muy probable que aquel buyer persona que construiste al inicio de tu estrategia no era contaba realmente con el perfil adecuado. Las métricas te ayudan no sólo a medir el resultado de tus esfuerzos de contenido, sino también a comprender más y mejor a las personas que te visitan y que son tus clientes. 

Siempre es conveniente pausar lo que haces, regresar y ver si es necesario hacer modificaciones pertinentes que tengan en cuenta las nuevas características de tu perfil de comprador o incluso, iniciar el contenido para un nuevo buyer persona que surgió durante la implementación de tu estrategia anterior.

La realidad es que siempre hay algo para escribir o reescribir. El contenido una vez creado siempre puede ser mejorado y transformado. Cuando creas que ya has llegado al punto de que no puedes escribir más, tal vez es el momento adecuado para abandonar tu rutina de escritura y aventurarte hacia nuevos métodos y formatos que te ayudarán a escribir mejor.

Consejos para mejorar tu estrategia de Email Marketing

 

Topics: Marketing de contenidos

Suscribete a nuestro newsletter